Badal de Calle a Rambla

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 138

Descripción

El Conseller en Cap de Barcelona en el siglo XV, Joan Llull, era el feliz propietario de la torre d’en Llull, una gran finca de casi 9.000 m2 y que con el tiempo fue pasando de mano en mano de diferentes herederos.

En 1989 la compró el rico comerciante Rafael Sabadell y a su muerte lo heredaron los hermanos Badal.

Entre lo que hoy es Badal y Constitucio, construyeron un molino conocido como el Molí de la Bordeta.

La calle Badal debe su nombre a sus antiguos propietarios.

La familia Badal procedió con los años a urbanizar los terrenos y en 1885 facilito el acceso a la via ferrea.

En el año 1914 el Ayuntamiento decide abrir una calle con el nombre de Calle Badal que posteriormente paso a denominarse Rambla de Badal en honor a sus antiguos propietarios.

Vias ferreas, trenes, metros, cinturón de rondas, son entre muchos los cambios permanentes que han sufrido los habitantes de esta zona, indecisiones y restructuraciones sobre proyectos se han venido repitiendo en el trascurso de los años sin encontrar soluciones definitivas, como ya muestra la foto de cabecera y todo apunta que esto no ha acabado.