Edificios de caracoles

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 62

Descripción

Tocando al Paral-lel y en el inicio de Entença esquina Tamarit, nos encontramos con un edificio bello, singular y curioso.

El arquitecto Carles Bosch se subió al “carro” de una incipiente corriente arquitectónica que se denominaba “modernista” y entre los años 1888 al 1895 construye en este solar dos edificios, de bajos y 5 plantas.

Estos edificios que en 2016 se pusieron a la venta por precios que se acercan a los 4 millones por bloque y sobre los que se temía la reconversión en viviendas de lujo o un hotel, después de ir “liquidan” los contratos de alquiler existentes.

En la fachada podemos ver motivos y muy especialmente en su parte superior dedicados a payeses y labores , y también de recogida de caracoles y es que el edificio, en puertas, balcones, fachada…en todo el edificio abundan los caracoles.

Sin duda los arquitectos de la época y sobre todo los modernitas era muy “dados” a dejar volar su imaginación incorporando en sus edificios elementos curiosos y puede que este fuese el caso.

Pero en el barrio se sostiene, que no muy lejos de donde se encuentra el edificio vivían un par de ancianos inmersos en la más triste de las miserias, cuando toda la zona no eran más que campos (incluido el solar del edificio).

El modus vivendi de la pareja no era otro que buscar espárragos y sobre todo caracoles que después vendían en mercados, un día buscando caracoles en este solar, encontraron una pequeña cueva muy escondida y al entrar encontraron varios cestos repletos de dinero.

Los ancianos hicieron hacer estos edificios para ellos, hijos y familiares y por este motivo la fachada está repleta de caracoles.

Y sin duda esta historia resulta mucho más apropiada que la de las excentricidades aplicadas por los arquitectos del momento.