El follet de Gràcia

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 116

Descripción

Desde barcelonaRutas reivindicamos la figura del Follet, personajes ya casi desaparecidos de la cotidianidad catalana y que no obstante, con otros nombres también existe en otras ciudades y poblaciones.

Se trata de seres pequeños, vestidos de forma peculiar y colorida, siempre con gorros y que conviven con los seres humanos sin que estos normalmente perciban su presencia.

De comportamiento maleducado, grosero y mal intencionado, se conoce su existencia entre nosotros desde la época de los Romanos.

Pongamos por caso el ejemplo de los hechos acontecidos en el Carrer Francesc Giner, 43 (antes Carrer de la Culebra) donde durante varios días una familia fue víctimas de un perverso follet.

Enric Montroig Mendoza, vigilante nocturno de la casa Erizalde, fabricante de motores de avión en el actual Passeig de Sant Joan, salió una noche del 10/2/1935 a trabajar, su mujer e hijos como era habitual, cuando Enric marchaba, se fueron a dormir.

Al poco rato se empezaron a oír fuertes golpes en la zona de comedor y cocina, que poco a poco fueron incrementándose, si bien uno de los hijos se levantaba para ver lo que sucedía encendiendo todas las luces de la casa, nada se podía ver aparte de los destrozos.

La situación duró varios días y los ruidos de ollas, jarrones, enseres y cubiertos fueron a más al punto de que se enteró todo el vecindario.

Los Montroig por fin cursaron una denuncia, (de la cual hay copia en archivos policiales) y la policía se personó varios días todas las noches, con lo que los ruidos desaparecieron de forma definitiva.

Para todos quedo claro que se había tratado de un malvado Follet y a partir de aquel momento gran cantidad de personas se congregaban todas las noches en las puertas del edificio, lo cual motivo que muchos vecinos incluso los Montroig se mudasen a otro edificio.

Posteriormente esta casa se reconvirtió en peluquería y en la actualidad ni los propietarios ni los actuales inquilinos son conscientes de lo hechos que allí se produjeron.

Unos meses antes un hecho parecido se había producido en la ciudad de Zaragoza, hechos que aparecieron en todos los diarios nacionales.