El gran hotel Coll

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 95

Descripción

En 1901 se inaugura el Restaurant Coll, se trataba del primer restaurante del complejo Tibidabo y como no podía ser de otra forma el glaumur se llevó al límite y rápidamente se convirtió en uno de los restaurantes preferidos por la burguesía barcelonesa.
El éxito los llevó a realizar una gran ampliación y el edificio se reconvirtió en el “Gran Hotel Coll”.
El conjunto era un magnífico edificio modernista de formas simples y elegantes, si bien se desconoce su autor, y disponía de una espléndida terraza con vistas al mar, una parte trasera con acceso a un frondoso bosque de pinos, habitaciones con aseo (toda una novedad), salón de juegos, salón de lectura, comedor/restaurant y una sala de juegos que no llegó a tener demasiado éxito.
Muchos pensaron que su nombre era una directa procedencia del término catalán Coll, que hace referencia a un paso, camino o carretera de montaña que conduce de un lado a otro, por tratarse del Tibidabo, pero lo cierto era que el nombre hacía alusión a su propietario, Jordi Coll, afamado restaurador barcelones, con diferentes restaurantes de la ciudad, entre ellos el “Gran Pelayo” situado en la calle del mismo nombre.
Los evidentes daños sufridos en todo el recinto durante la guerra civil afectaron también el Hotel, que tanto en 1948 como en 1957 sufrió una reforma total que cambió por completo el edificio dando lugar al actual edificio simplón que alberga el restaurante “El Club dels Aventurers”, sin duda una gran pérdida para el patrimonio de la ciudad.