La chispa de la vida

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 228

Descripción

Coca Cola se fundó en 1891 en Atlanta, dos años antes que su competidora Pepsi y su expansión fue rápida y meteórica.

El francés Francisco Duffo, casado con Victoria González en San Sebastián, decidieron trasladarse a Barcelona en 1923 y fundó la empresa “El Rayo” para la fabricación de sifones y gaseosas, en la calle Balmes, 71, zona en la que otro lado ya existían diferentes empresas embotelladoras.

Francisco hombre inquieto y ambicioso viajó a Paris para encontrarse con la dirección en Europa de Coca Cola y consiguió la concesión para España.

Desde Baltimore le enviaban bidones con el concentrado (secreto) y por el que pagaba 13 $ y Duffo embotellaba y distribuía las Coca Cola con un notable éxito gracias también al despliegue publicitario que contrató.

Pero tal fue el éxito que en 1933 Coca Cola trae su propia maquinaria a la fábrica el Rayo y embotella directamente el producto por lo que el Rayo se limita a la distribución y llega la guerra civil y Coca Cola desparece de España.

De repente en 1949 los directivos de Coca Cola visitan a Franco y le proponen volver a España, para lo que se crea un grupo de directivos pertenecientes al régimen descendientes en su mayoría de la familia Primo de Rivera y que poco aportan, pero mucho cobran.

Franco por fin decide que Francisco Daurella empresario catalán que inició su carrera profesional con diferentes empresas de pesca y que pocos años antes había creado una empresa embotelladora fuese el afortunado en la comercialización y embotellado de Coca Cola.

En 1953 vuelve a salir a la calle Coca Cola, ahora desde la nueva fábrica de Pueblo Nuevo en Carrer Almogavers, y que había montado para tal fin Daurella.

El despliegue fue espectacular, se contrató a vendedores, se les vistió de uniforme verde, se les proporcionó vehículos rotulados con la marca y con carpetas y albaranes proporcionadas por la empresa tomaban nota de los pedidos que a los dos días eran distribuidos.

Toda una novedad en una España donde los bares apenas tenían bebidas embotelladas sin alcohol.

Cobega la nueva empresa acabó trasladándose al Carrer Guipuzcoa 163-185 y creando un imperio que hizo multimillonaria a mucha gente y que llega incluso a sus descendientes.

¿Y qué pasó con Duffo?  pues que pasaron de él y no se le propuso ningún negocio vinculado con la marca, pero supo aprovechar la experiencia y creo la marca “La Casera” y posteriormente junto a sus hijos se trajo a España la marca Shweppes, eso sí, sin ayudas franquistas.