La fuente tenebrosa del Tibidabo

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 244

Descripción

Frente a la gasolinera de la Rabassada podemos ver un pequeño muro que se prolonga varios metros, se trata del antiguo convento “dels Jerònims” y si nos adentramos podremos encontrar todavía partes de la capilla.
La Reina Violant de Bar indujo a ermitaños que se encontraban repartidos por toda la montaña del Collserola a crear un convento bajo el auspicio de los frailes de San Jeroni de Cotalba de la orden “dels Jerònims” y en 1396 el convento pasa a formar parte de la parroquia de San Genís dels Agullers siguiendo las órdenes del Papa Benet XII.
La dimensión y la gran belleza que fue alcanzado el convento con los años justifica el hecho de que en sus aposentos se hospedasen todo tipo de reyes y cortesanos como es el caso de Carlos I de Austria o los Reyes Católicos.
Pero el convento jugó también un papel de suma importancia durante la guerra de Sucesión dando cobijo a tropas que luchaban contra los Borbones o haciendo de punto de enlace entre los correos que se dirigían a las poblaciones del Vallés, pero también jugó un papel importantísimo durante la guerra del Segadors dando cobijo a los payeses sublevados.
En 1808 empezó su declive al ser quemado por las tropas francesas y pasando posteriormente a ser Hospital para volver a ser convento y volver a ser incendiado durante la semana trágica.
El punto final lo puso la apertura de la carretera de la Rabassada que en su trazado pasaba por la mitad de los terrenos del convento, dejando los restos del recinto en un completo abandono.
Muy cerca se encuentra la Font del Roure conocida también como la Font Tenebrosa ya que según dicen en las noches de lluvia se puede ver un monje vestido de blanco caminando hacia dicha fuente con un gran libro entre las manos y realizando conjuros contra el diablo y por mucho que llueva el monje siempre está completamente seco.