Mercado de Sant Antoni

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 214

Descripción

Este es el mercado más antiguo de Barcelona y podremos encontrar en su interior, carnes, verduras, pescados, bacaladerias,…

La bacaladería Masclas, lleva en este mercado 6 generaciones, desde su inauguración.

En realidad los antepasados de Josep Masclans empezaron su actividad antes de la construcción del mercado, en la Plaça Padró donde se encontraba el mercado ambulante.

Ildefons Cerdá ya hizo una previsión de Mercado en el  emplazamiento actual por lo tanto en el año 1872 se incia su construcción y el Alcalde Rius y Taulet lo inagura en el año 1882

A principios de siglo XX se trasladan también alrededor del mismo los vendedores de tejidos que se encontraban en la Avda.Paral-lel.

Una magnifica construcción en forma de cruz con una cúpula central del arquito Antoni Rovira i Trias todo soportado por una gran estructura metálica y columnas de fundición (que realiza la “Maquinista Terrestres y Marítima) que conducían la aguas de la lluvia por su interior.

Su diseño con grandes cristaleras en colores y un techo recubierto de cerámica permitían un aprovechamiento total de la luz del día.

La cerámica de techo y cúpula se lavaba con la simple acción de la lluvia y aun hoy en día podemos ver una parte de esta cerámica que se a conseguido conservar y es que en el años y es que el gran Alcalde Porcioles a principio de los años 60 hizo arrancar toda esta magnífica cerámica y sustituirla por Uralita.

Pero según aseguran los vecinos, no hay motivo para la preocupación ya que casi toda la cerámica arrancada la podremos ver en la torre que tiene la familia Porcioles en Andorra.

En 2007 se incia una muy necesaría reforma del mercado que dura 9 años y en 2018 se procede a su inauguración, con menos paradas y con un gran supermercado en sus bajos, la reforma deja al descubierto parte la antigua muralla de la ciudad que también se acondiciona para poder ser visitada, los alrededores se realizan obras para una gran “illa peatonal” que no deja indiferente a nadie, y por fin en el tejado se elimina la uralita y se hace una copia del tejado original.