Por el amor de una mujer

1 de
Previo Siguiente

Detalles de la ruta

  • Vistas: 91

Descripción

Salvador Payes encargó el trabajo de mejoras sobre los edificios de la Cooperativa La Obrera Mataronense a su amigo Antoni Gaudí, al que también pretendía casar y con esta finalidad le presentó a la familia Moreu.

La familia tenía 3 hijas, dos de ellas  Pepeta y Agustina trabajaban como profesoras en la Cooperativa y es que Salvador las había contratado para ayudar a la familia ya que el cabeza de familia era todo un crápula que vivía en  constantes viajes con su velero, entre infidelidades e hijos fuera del matrimonio y negocios de dudosa legalidad.

Gaudí con su aspecto de pagès refinado, con su rubia barba perfectamente cuidada, sus ojos azulados de mirada penetrante y su distinción, causó un agradable impacto en la familia Moreu, al punto que junto con su sobrina acabó pasando largos fines de semana en esta casa y pronto se enamoró de Pepeta, una de la hijas.

Los que conocieron a Gaudí no dudaban en asegurar que el artista nunca mostró un gran interés por las mujeres y hay quien asegura que solo se le conocieron tres relaciones amorosas pero sin duda la mujer que  marcó  toda su vida fue Pepeta.

El caso es, que esta, rechazó la propuesta que le hizo Gaudí para matrimonio  pues ya estaba comprometida con Josep Caballol.

A pesar de la gran decepción de Gaudí, cabe pensar que de haber prosperado esta relación, el arquitecto tampoco hubiera sido muy feliz ya que la vida de Pepeta fue siempre como un culebrón.

En realidad ella ya había estado casada con Joan Palau que después de recibir una dote de 15.000 Pesetas, compró una embarcación  para dedicarse al transporte de mercancías con el norte de África.

El matrimonio tuvo un hijo que murió a los pocos meses y la relación resultó ser un desastre ya que Pepita estuvo constantemente sometida a malos tratos y vejaciones.  Poco antes de ser abandonada se enteró que su matrimonio no era válido ya que Joan Palau estaba casado con anterioridad en Argentina.

Sola y sin recursos en la ciudad de Oran tocó el piano en diferentes locales para poder sobrevivir si bien hay serias dudas que no se dedicase también a la prostitución.

Por fin la familia le envió un pasaje para su regreso a Mataró incorporándose a trabajar en la Cooperativa.

Pero su posterior matrimonio con Josep Caballol duró lo que se tarda en tener 4 hijos ya que acto seguido murió Josep.

No fue hasta su 3º matrimonio que Pepeta encontró cierta estabilidad.

El hecho es que Gaudí quedó profundamente dolido y jamás le perdonó a Pepeta el desprecio recibido.

Pero la circunstancia de compartir tanto amistades como clases sociales similares les llevó a coincidir en muchas ocasiones si bien Gaudí odiaba estas situaciones.

Es probable que Gaudí abandonase la vivienda del Parc Güell por las constantes visitas que hacía Pepeta a estas instalaciones al ser amiga de la familia Güell.

Anteriormente también había abandonado su vivienda en el Carrer Diputacio, 339 4º 2ª por que Pepeta se había trasladado a este mismo edificio y ella conocedora de la presencia del artista, se paseaba por la galería de forma sensual con el consiguiente desespero de este.